MALAPASCUA. TRASLADO A ISLA DE BANTAYAN. BANTAYAN

Amanecemos un día más en el paraíso, aún un poco cansados del viaje pero super emocionados por conocer más lugares de esta pequeña y auténtica isla de Malapascua.

Desayunamos y nos vamos a la plaza del pueblo, que la noche anterior habíamos descubierto y allí le preguntamos a la camarera del bar por  una moto taxi para ir  a Langob Beach. 
Esta playa está en la parte norte de la isla de Malapascua.
Ella nos llama a un chico y nos fuimos en dos motos,  pagamos  50 pesos por cada moto . Hugo fue con su papa en una y yo fui en otra. Era la primera vez que nuestro hijo se subía en una moto y estaba muy contento. En unos 10 minutos se llega y la playa es preciosa, con aguas cristalinas,  arena blanca …..una playa de película y lo mejor de todo es que está casi vacía. Además, no hay hoteles, así que disfrutarás del relax y del snorkel.


Caminamos por la playa y comimos en D’avilas horizon, que es el único bar que hay y está dentro de la arena de la playa.
La comida no es gran cosa pero el ambiente y el lugar hace que todo sea más agradable. Tienen unas tumbonas en la playa y música para animar.



Después nos dimos otro paseo por la playa e hicimos unas fotos y disfrutamos de las coloridas  bangkas de los pescadores que viven en el pequeñito poblado que hay.
En el lado opuesto al bar, al final de la playa hay un resort abandonado. Para llegar a él tienes que cruzar una valla y comenzar a subir. Nosotros no lo hicimos, pero, veíamos a algunas personas subir.



A continuación nos fuimos en otra moto taxi por 50 pesos hasta el hotel. 

Muy cerca del hotel  Malapascua Garden Resort, donde nos alojamos,  está la típica plaza del pueblo, la que todos tenemos en nuestro pueblecito, donde nos juntábamos los amigos cuando éramos niños para jugar, reírnos y disfrutar. 
Es una plaza con mucho ambiente y sobre todo al anochecer  un lugar muy acogedor para sentarte en una terraza y tomar algo.

Desde que descubrimos este lugar tan auténtico, la terraza del Beach Hub era nuestro sitio para cenar. Allí nos sentábamos y disfrutábamos del ambiente local, observando a los niños uniformados que salían del colegio, la gente que pasa, los niños jugando…  peleas de gallos, un cerdo paseando por allí….todo ello formaba  parte de una postal preciosa e inolvidable. El pequeño Hugo miraba, preguntaba, aprendía y vivía una experiencia única con tan solo 3 años.
A los Filipinos les encanta el karaoke y en la plaza los podrás escuchar cantar, a veces no tan bien…pero, siempre con su sonrisa y su amabilidad.

Lo cierto es que nos gustó mucho ese lugar y nos encantaron los smoothies de frutas frescas que tenían. El pescado a la parrilla estaba delicioso y en compañía de una cerveza Red Horse o una San Miguel muy fría…..mejor aún.
Todo ello servido por una gente maravillosa y  muy hospitalaria.  

Comida a la plancha
Nuestra terraza en Malapascua


Nos sorprendió la educación de los niños y niñas  que te saludaban con un Hello, good evening….y sobre todo con una sonrisa. Me ha dejado enamorada.

Cuando nos íbamos nos encontramos con dos parejas españolas de Ibiza y de Cataluña con las que compartimos experiencias. Siempre es un gusto coincidir con gente que transmite buen rollo y amor por viajar.

De vuelta al hotel para darnos una ducha y preparar mochilas, ya que al día siguiente a las 9 salíamos para la isla de  Bantayan. Nuestra segunda parada de este viaje. 

     Poco antes de las 9 llega a buscarnos al hotel un chico que nos llevará a Bantayan. 

Tienes dos formas de ir a Bantayan desde Malapascua

1– De manera más cara, pero, directa en bangka, es la opción que elegimos. Pagamos 1500 pesos por el viaje y tardamos casi 3 horas.

2- Para hacer el trayecto de forma económica,  tenéis que ir en Barco de Malapascua a Maya, después en bus hasta el cruce de Hagnaya, ahí podéis tomar o bus o tricicle hasta Hagnaya y por último el ferri hasta Bantayan.
Esta opción serán unos 350 pesos y poco más de 4 horas, si tienes suerte con los enlaces.

 En nuestro caso, un día en Malapascua se acerco un chico y nos ofreció traslado a Bantayan por  3000 pesos, después 2500 pesos y por último nos ofrecieron 1500 pesos compartiendo bangka con otras cuatro personas. Nos quedamos con esta última opción y compartimos  con dos chicas suecas y dos chicos alemanes. Estos últimos nos hemos cruzado ya en varias ocasiones dado que la isla es muy pequeñita y al final te acabas encontrando con la misma gente. 

Depende de vosotros, pero, cuando viajas con un niño de 3 años, buscas un poco de comodidad y no machacarlo tanto en los traslados.

Se hace un poco duro el viaje por el ruido de la Banka. 
Pero el paisaje durante todo el viaje es muy bonito observando las islas pequeñitas,  así como Maya y la parte norte de Cebú.

En la Bangka a Bantayan



CONSEJO
Llevaros tapones para oídos, crema solar y pareo para taparos del sol.

Cuándo llegas a la isla de Bantayan, lo haces a la playa de Bounty Beach y el paisaje que se observa es precioso con un agua totalmente cristalina y una arena blanca.


Llegada a Bantayan

Nuestro hotel es el Sunshine Gardent resort, en Santa Fe,  el cual encontramos muy fácilmente llegamos caminando en unos 10 minutos más o menos. Nos dejaron entrar una hora antes lo cual agradecemos mucho para poder dejar mochilas y refrescarnos un ratito.
El hotel está muy bonito y el personal es un 10. Las chicas son muy amables y te ayudan en todo. Lo único es que no dispone de agua caliente, lo cual ya sabíamos antes de reservarlo. Lo reservamos en Booking sin desayuno y pagamos 3993 Pesos filipinos.

Desayunamos allí cada mañana y tenían un desayuno bueno y variado.

En Santa Fe es donde encontrarás más oferta de alojamientos de la isla.


Hotel en Bantayan



Teníamos que comer algo, así que salimos caminando hacia la zona de comida internacional donde hay varios lugares para comer, desde pizzas, burritos, comida filipina….nos decidimos por el  HR New Pizza y estaba todo muy rico. Elegimos unos Noodles  mi marido y yo y hamburguesa con patatas Hugo, cerveza, ice tea y agua. Pagamos 1000  php. El servicio es lento pero, en casi todos los lugares de este viaje ha sido así.
 

Esperando comida en HR New Pizza

Mientras vas caminado por la calle y van ofreciendo excursiones, ISLAND hopping , servicio de tricycles, motos…Me sorprendió mucho este lugar, ya que me lo imaginaba más vacío y sin vida y es todo lo contrario; te encuentras tiendas de todo tipo, supermercados, restaurantes, panaderías, pero con mucha tranquilidad. Pudimos observar que hay poco turismo de momento.

Nos dirigimos caminado hacia el puerto de Santa fe, tardamos unos 20 minutos. Queríamos averiguar si podíamos comprar el billete del barco para dos días después a Hagnaya. Nos dijeron que no se podía, que se compra en el momento de salir el barco y  después le pagas a una señora que está sentada allí mismo una tasa de 5 pesos.

Caminando hacia el Puerto de Sta Fe      Horarios

Hay dos tipos de barcos. El super shuttle ferry que es el rápido y el Island shipping, el lento.
Así que tomamos nota de los horarios para el día de la salida.
Se puede comprar con antelación por internet en la página https://superferry2go.com/super-shuttle-ferry-schedule-and-destinations-2017/. El precio de dos adultos por un trayecto es de 403 pesos, siendo 33 pesos de tasas y 370 el precio de los billetes. Hugo, mi hijo con 3 años no paga.

Nosotros preferimos comprarlo el día de la salida, por si surgiese algún imprevisto. 
Después de la visita al puerto volvimos paseando por las calles de Santa Fe y nos  paramos en un supermercado a comprar agua fresca, un café frio y una leche para Hugo. En estos supermercados de lugares pequeños, a veces, no aceptan billetes grandes, así que conviene guardar monedas y billetes pequeños para estos casos.

Callejeando en Bantayan


Te van ofreciendo mientras paseas la  excursión a Virgin ISLAND más Hilaantagan ISLAND por 1000 pesos.  Y en bangka solo para nosotros, que podemos decidir la hora de vuelta, siempre antes de las 17.00 horas. 
Decidimos descansar de barco un día y conocer Paradise Beach, ya que habíamos leído que es una de las mejores playas del la isla. Queríamos conocerlo de primera mano y así poder opinar. 
    

 

    
 

Publicado por

viajandoconhugo

Somos una familia con un pequeñín de 4 años ya....que es todo un viajero. Lo que más nos gusta es conocer lugares, explorarlos y disfrutarlos. Disfruto contando nuestras vivencias e intentando ayudar a todos los lectores en sus viajes. Nos atrevemos con todo y pensamos en el aprendizaje que supone el conocer diversas culturas, diversos lugares, idiomas, razas, alimentos...para nuestro hijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *