VISITA A NIKKO DE UN DÍA DESDE TOKIO

Una de las visitas que queríamos hacer por todo lo que habíamos leído era NIKKO. Y claro está, lo hicimos. Habíamos  leído que es mejor visitarlo entre semana, ya que el fin de semana se llena mucho, así que nuestra visita fue el viernes. Y lo encontramos con gente, pero, sin agobios.

DONDE ESTÁ SITUADA NIKKO

Nikko está al norte de Tokio y a  unos 120 kilómetros de la capital nipona y es  sencillo  llegar. Este lugar se encuentra en una zona de montaña, con cascadas y diferentes rutas para hacer. En Nikko los templos fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y éstos se ubican dentro del Parque natural de Nikko.

COMO LLEGAR A NIKKO DESDE TOKIO

Es muy aconsejable salir temprano de Tokio. Nosotros, que ibamos con Hugo de 3 años salimos  sobre las 08.15 horas lo hicimos y fuimos a la estación de Ueno donde tomamos un Shinkansen hasta Utsonomiya. El trayecto son unos 45 minutos. Una vez allí sigues las indicaciones de Nikko Line, es muy sencillo y está indicado el camino tanto en el suelo como en los paneles informativos. Nos dieron un mapa en castellano de Nikko. Tuvimos mucha suerte y enlazamos directo con el tren, así que en unos 36 minutos estábamos allí.

El tren es muy bonito, de madera y con dibujos. Los avisos de las paradas los dicen en castellano también.

Interior tren Nikko

Si dispones de Japan Rail puedes ir sin coste adicional. Nosotros lo teníamos activado y así lo hicimos.

MOVERSE EN NIKKO

En nuestro caso, no hay duda, nos movimos andando. LLevamos sillita de paseo para Hugo, la cual la usamos en determinados momentos.

Hay unos autobuses que te llevan a la zona de los templos y si por 500 yenes tienes el ticket para todo el día. Yo aconsejo ir caminando, ya que el paseo es muy bonito y  para llegar al primer templo son unos 2 kilómetros.

 

VISITAS EN NIKKO

Cuando sales de la estación camino a los templos hay un combini o supermercado donde puedes comprar agua y algo de comida, ya que en la zona de templos no hay ningún lugar para comer. Os aconsejo que llevéis algo de comida en la mochila y por supuesto agua.. Nosotros con Hugo, siempre salimos con víveres.

El aire fresco y el ambiente de paz en medio de la naturaleza me enganchó desde el minuto uno. Viene muy bien el respiro, ya que Tokio es todo lo contrario.

PUENTE SHINKYO

Data del año 1636. Es considerado uno de los tres puentes mas bonitos de Japón. Es muy lindo su entorno, y  hacerse la fotografía con el puente de fondo. Si lo quieres cruzar deberás pagar 300 yenes por persona, que nosotros no hicimos. La historia cuenta que había un monje que quería cruzar el río y no sabía como, entonces 2 serpientes se le aparecieron y ellas hicieron el puente.

Famoso puente de Nikko

 

En frente  del puente hay unas escaleras que se adentran en el bosque y es por donde comenzaremos las visitas a los templos.

COMPLEJO TOSHOGU

Es un recinto bastante grande formado por varios edificios. 5 de ellos son considerados tesoro Nacional de Japón.

El precio de la entrada son 1300 yenes por persona y si deseas ver el Museo el precio son 2300 yenes.

En este Santuario está el Mausoleo de Tokugawa Leyasu, Primer Shogun del Sshogunato Tokugawa de Japón. Su nieto quiso ampliar y convertir este lugar en algo grandioso y espectacular. Tus ojos alucinaran con tanto ornamento, color, brillo y con la mezcla de detalles sintoístas y budistas. Todo es bastante diferente a lo que habíamos visto en Kioto, Osaka…

La visita comienza pasando por un torii de piedra y visualizando una pagoda de 5 plantas preciosa, que nosotros no visitamos. Tienes que comprar un ticket aparte para visitarla.  Más adelante y cuando veas a muchísima gente mirando hacia un lugar, allí estará la talla de madera de los 3 monos., el que no oye, el que no ve y el que no dice nada, muy conocida y famosa por el WHATSAPP.  Merece la pena que la mires y la observes, es preciosa.

El Temizu o fuente para lavarse las manos y purificarse, también es muy bonito y está decorado. Verás la Puerta Yomeimon que destaca por su sobrecargada decoración con mas de 500 tallas.

Más adelante está la Puerta Karamon y podremos acceder al Salón principal donde te tendrás que descalzar y no están permitidas las fotografías.

Por último subiremos unas escaleras y llegaremos a la parte donde está el Mausoleo de Tokugawa Leyasu, un lugar de una belleza inmensa con colores, brillos y ornamentación. Abre bien los ojos, ya que todo es increíble.

SANTUARIO FUTARASAN

Hay un camino precioso rodeado de árboles enormes entre el templo anterior y este santuario.

Esta al lado del anterior. Su acceso es gratuito. Es un recinto bastante grande y rodeado de impresionantes árboles, jardines y vegetación. Puedes ver al Dios Daikokuten  con su sonrisa y muy querido por los japoneses.

TEMPLO TAIYUIN-REIBYO

Se parece bastante al anterior, pero, es mas pequeño y hay muchas escaleras…muchas., está a bastante altitud. Imaginaros la naturaleza que rodea a este lugar…Se estaba muy bien con poca gente y un lugar increíble.

Esta dedicado al nieto del Primer Shogun del Sshogunato Tokugawa de Japón. El precio de la entrada son 550 yenes.

Hay muchos templos más para visitar, pero nosotros no lo hicimos y decidimos buscar el río e ir en busca de la garganta de Kanmngafuchi.

GARGANTA DE KANMNGAFUCHI, ABISMO

Nuestra siguiente parada requería dar un paseo de unos 20 minutos desde la zona de los templos. Caminamos paralelo al río Daiya y disfrutarás de un paisaje increíble, con cascadas, pozos de color azul intenso y mucha naturaleza.

 

Precioso color del rio

Este lugar es conocido por sus 100 estatuas de piedra Jizo  que protegen a los fallecidos. Están colocadas en fila y mirando al río. Es muy bonito pasear por este lugar.

Estatuas de Jizo

 

Sin duda merece la pena este paseo, ya que saldrás del agobio de tanta gente, respirarás aire puro y disfrutarás de la naturaleza en estado puro.

Y con esta visita volvemos a Tokio sobre las 17:00 horas más o menos. Una visita que recomiendo mucho. Antes de llegar a la estación hay un combini donde tomamos un café y repusimos fuerzas.

RECUERDA:

-No ir a Nikko en fin de semana o festivo, ya que hay mucha mucha gente.

-Madrugar y visitar el templo TOSHOGU el primero, ya que se masifica demasiado. Hay mucho turismo japonés.

-Llevar agua y comida, sobre todo con niños, ya que no hay nada para comprar en la zona de templos.

-Sillita de paseo o carrito si vais con un peque: Nosotros la llevamos y la usamos. Si que es verdad que hay que subir muchas escaleras y ahí no la usaréis. Si tuviese que volver, no la llevaría.

Deciros que a nosotros nos quedaron ganas de haber estado al menos dos días allí, de alojarnos en algún hotel y hacer alguna visita o ruta de Naturaleza. Así que cuando planifiquéis vuestro viaje tenerlo en cuenta, es un lugar muy bonito y relajante.