CONSEJOS VIAJE A MALTA. TRANSPORTE Y COMIDA

Estamos de vuelta y seguimos con Malta, pero esta vez os contaré cosas sobre cafés, comidas, clima, transporte,..será un poco diferente al resto de relatos. Quiero haceros partícipes a todos y a todas de nuestros momentos allí, de los lugares donde estuvimos , así, si decidís ir de viaje a Malta, pues ya tenéis referencias.

1. Cuando es el mejor momento para visitar Malta.
Cada uno es conocedor de sus vacaciones, de sus días libres, de cuando coincides con tu pareja o de cual es el momento  en el que te apetece ir…. Mi consejo es que no lo hagáis en verano, ya que, estará masificado, hará muchísimo calor, será caro encontrar alojamiento y para moverse por la isla, será prácticamente imposible.
Nosotros la visitamos a mitad de Febrero y fue estupendo. Tuvimos buen tiempo, unos 15 grados, con sol y  algo de viento. El día que llegamos llovía muchísimo, pero, solo ese día. Así que  visitarla en los meses de temporada baja.

Disfrutando de Malta

2. Transporte.
Muchos turistas alquilan coche, nosotros lo pensamos, pero, al final decidimos no hacerlo y movernos en autobús. El tráfico es terrible, caótico y con carreteras malas y estrechas. No hay autopistas y la velocidad máxima es 80 km/hora. Nosotros al ir con Hugo decidimos ir en autobús. Otro punto que tuvimos en cuenta fue el aparcamiento. En La Valletta  aparcar puede ser bastante complicado, además de que las calles son empinadas y estrechas.
Compramos el primer día en el aeropuerto una tarjeta para 12 viajes por 15 euros. La pudimos utilizar los dos. Es la Tallinja card y ya la usamos el primer día para ir del aeropuerto a Sliema. La aconsejo.
Sí que es cierto que el trasladarse en autobús es lento y te expones a que pase lleno por tu parada y no paré. En el mes de febrero estaban los autobuses llenos de turistas y unido a los malteses que también utilizan bastante el transporte público, el resultado es el que te imaginas. Allí los conductores de autobús lo tienen claro, pasan de largo y a esperar el siguiente.
Conducen de manera agresiva y por lo general,  no respetan las normas de circulación, además de que por herencia británica se conduce por la izquierda. Pero, es vuestra decisión.
Esta claro que ir en coche te ofrece más independencia.
Un dato muy importante y que no sabíamos, es el autobús TD2 que te lleva directo al aeropuerto. Es curioso que en los mapas que teníamos, así como en internet no nos salía y el recepcionista del hotel el último día nos lo aconsejó. Tiene parada en el Paseo Marítimo de Sliema y tardamos unos 20 minutos o un poco menos en llegar al aeropuerto. El precio son 3 euros y no hizo ni una parada, nada que ver con los autobuses X1,X2 y X3 que tardan como una hora. Aquí tenéis el enlace.https://www.publictransport.com.mt/en/route/TD2

3.Café y Comida.
Si te gusta el buen café, estas de suerte, aquí está realmente bueno. Hay muchísima influencia italiana, así que disfrutamos mi marido y yo de unos deliciosos cafés, en mi caso capuchino y en el de mi marido, expreso. Os anotaré lugares donde nosotros los tomamos y donde nos encantaron. Un lugar que a mi me gustó mucho, por su tranquilidad fue el UC CAFÉ, en Sliema, en Rudolf Street, 135 , enfrente de la Comisaría de Policía. Es un lugar regentado por una familia siciliana, donde comimos un croissant de queso ricota que no había probado nunca, riquísimo y muy grande, además de dos cafés. Pagamos 5 euros y medio. Nos encantó el lugar, bien italiano del sur. Hugo se lo pasó en grande, colocando los sobres de azúcar de una cajita de madera.

Interior del UC café

Callejeando por La Valletta, nos apetecía un café y entramos en un local lleno de gente del lugar llamado Dolcería Croce Bonaci. Encontramos una mesa pequeñita de pura casualidad, y nos tomamos dos cafés y un pastizzi dulce de manzana por 3 euros y medio. Estaba bien el lugar y había bastantes opciones para comer, pastel de salmón, pastel de arroz, canelones ensalada maltesa…y todo a muy buen precio. Esta ubicado en 24, St John Str La Valletta.

En la Valletta también visitamos un local llamado Piadina Café,  situado en  24, Triq Santa Lucía , donde comimos una ensalada maltesa, dos piadinas riquísimas, dos cervezas de la isla y dos cafés por 18,50 euros. Muy rico todo, excepto el café. Fue el único café malo que tomamos en Malta. La piadina es  un pan plano de harina de trigo de la provincia Romaña en Italia. Y lo rellenan tanto de dulce como de salado. El lugar está en una callecita estrecha y tiene dos locales, uno a cada lado. Donde comimos había unos sofás muy cómodos, donde descansamos un rato, después de llevar toda la mañana caminado. El pequeñín se quedó dormido. y aprovechamos para organizar el resto del día. El servicio muy bueno.

Piadina

Otro sitio muy conocido en La Valleta es El Submarine. Es económico, comida para llevar y los bocadillos están riquísimos, tu eliges los ingredientes. Nosotros le pedimos uno a Hugo de pavo, tomates cherry y mozarella con aceite de oliva  y faltó poco para que se lo comiese enterito….y por 3,50 euros. Está situado en Merchant Street 42. Justo al lado está el Café NO 43, donde pedimos unos cafés para llevar muy buenos por 2,80 e y además el chico nos regaló un croissant relleno de crema.
Otro sitio al que le damos un diez, es la Cafeteria Ferrari, situada en Trip Bisazza en Sliema. La teníamos cerca del hotel y siempre veíamos gente esperando. Decidimos entrar un día y nos tomamos unos cafés muy buenos, y lo mejor de todo el Cannoli o Cannolo  de ricota y pistacho. Son una especie de caña rellena . A mí el dulce no me gusta demasiado, pero, en este caso tengo que decir que el sabor era excepcional. Este postre es típico de Sicilia y allí se hace en Carnaval. Después entendí porque cada día había gente esperando para pedir en la cafetería. El precio de todo fueron 3,80 euros.

Cafeteria Ferrari.

No puedo olvidarme de los famosos Pastizzis y de un sitio que es muy conocido, el CRYSTAL PALACE en Rabat. Había cola para comprarlos, así que esperamos y conseguimos mesa en la terraza y los probamos. Son como unas empanadillas grasientas, pero, ricas que te ponen en papel y es en el papel donde ves el aceite que tienen. Hay de varios tipos, de pollo, de anchoas, de guisantes y  de ricota,. Este último fue el que me gustó a mí , igual que a mi hijo. Y el precio 30 céntimos cada uno, baratísimo. Y de beber observamos que la gente bebía té, así que hicimos lo mismo. El vaso de té 50 céntimos. Merece la pena probarlas y disfrutar de la terraza.

Y mi última reseña será referente a la gastronomía maltesa. Yo siempre digo que cuando se visita un país se debe de probar su comida típica, ya que es una forma de conocer el país y sus gentes. En este caso, el plato tradicional maltés es el conejo.
Así que decidimos ir a cenar a un restaurante típico llamado TA´KRIS, situado en 80 Fawwara Lane, Sliema. Decidimos ir temprano, sobre las 20.00 horas, porque sino todo estaba lleno y además este restaurante cierra a las 23.00 horas.. Es un lugar situado en un callejón, una vez que subes unas escaleras. Me sorprendió que todas las camareras eran muy serias y vestidas de negro. Una vez que nos asignaron mesa tardaron bastante en atendernos. Nos decidimos por el conejo maltés y yo quería pescado. Me explicaron que el pescado solo se lo podía pedir a una camarera en concreto y que no había carta de pescado, sino lo que tenían en la pizarra. Así que le pedí un plato con 3 pescados. Te ponen pan y mantequilla.Todo ello acompañado de un vino de la tierra buenísimo. Los platos estaban deliciosos. Ambos estaban acompañados de un pisto marinado con aceitunas y verduras, muy delicioso. Mi plato de pescado venía con otra bandejita con patata y verdura cocidas. Los platos son  grandes y la comida abundante. Hugo comió de ambos platos, se puso las botas con los dos. El precio fueron 50 euros.          
                                

Plato de conejo Maltés

Vino de la tierra